Opinión – ¿Cómo elegir a un buen consultor?

En Calidad Emprendedora hemos hablado de que las organizaciones al comienzo, pueden aplicar herramientas básicas y el sentido común para llevar a cabo proyectos de mejora de la Calidad.  No obstante, en ocasiones, es necesario contar con un experto que conozca herramientas más avanzadas.

A veces el interés de las organizaciones radica en obtener la Certificación en ISO 9001, por lo que su principal preocupación será el elegir a un consultor que conozca la Norma.

Para el consultor, no se trata de recitar la Norma de memoria, porque para eso está impresa y bien dice la sabiduría popular que la tinta más pálida vale más que la mejor de las memorias.  Más bien, el valor que aporta un consultor en este campo es interpretar correctamente la Norma, de manera que se pueda desarrollar un Sistema de Gestión adecuado a la organización.

En cuanto a los proyectos de mejora, sobre todo los que involucran herramientas estadísticas como CEP o Seis Sigma, el consultor de la Calidad, además de dominar la metodología, deberá tener experiencia en la ejecución de tales proyectos, ya que la mayoría de los problemas surgen, no en la aplicación de la metodología en sí, sino en asuntos más terrenales como obtener mediciones, motivar al personal y resolver problemas prácticos de producción.

Ocasionalmente, los empresarios tienen una idea un poco distorsionada sobre los expertos de la Calidad: Requieren no únicamente de los conocimientos en la metodología sino además que los consultores dominen las mejores prácticas de su propia industria y conozcan sus procesos.  Algo que en la práctica es muy difícil de combinar.

En cuanto a lo anterior, para que la mejora de la Calidad realmente funcione, los empresarios deben estar conscientes que toda la organización debe estar involucrada y que la Calidad no es obra de una sola persona, es el resultado de un trabajo en equipo, por lo que el liderazgo es una cualidad importante en todo consultor.

Una manera interesante de comprobar las habilidades de un consultor es mediante las certificaciones, ya sea como profesionales de Seis Sigma, CEP, Auditores en ISO 9001.  Tales certificaciones avalan tanto los conocimientos como la experiencia en proyectos de la Calidad.

Antes de contratarlo, invite al consultor a recorrer la organización, muéstrele sus inquietudes, escuche sus propuestas y evalúe la utilidad de las mismas.

Finalmente, una recomendación importante es tener clara la idea de qué necesita la organización, cuáles son los temas prioritarios y cómo los puede resolver.  Personalmente, he visto que al tener en mente a un consultor de la Calidad, lo que realmente requieren las empresas es capacitación, asesoría jurídica o incluso financiamiento.

Acerca de Jorge Moreno

Ingeniero de Calidad con experiencia en empresas de diversos tamaños y giros industriales.
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s